EL SENDERO DEL PEJE.... Pejetonterias, pejemanias, pejevideos.

Seguimiento del paso de este populista antes de las elecciones en México, los complós y demas sueños guajiros.


Viene la guerra



Columnas - El Universal - Columnas

 En el árbol del PRD no se mueve ni una sola hoja sin el aval y el beneplácito del señor AMLO

D ice el refranero popular: "cuando el río suena, es porque agua lleva". Y ese es el caso del alineamiento entre influyentes operadores políticos de los candidatos presidenciales del PRI y el PRD, Roberto Madrazo y Andrés Manuel López Obrador, quienes ni desmienten con la contundencia que requiere el caso, y menos confirman y explican la versión sobre los alcances de un eventual acercamiento con fines electorales. Por lo pronto, lo más llamativo es la postura de AMLO, quien al ser cuestionado sobre el acercamiento entre Manuel Camacho Solís y David Penchyna, respondió con su acostumbrado estilo confuso y evasivo: "Ese es asunto del partido, es decisión del partido y yo no me voy a meter". Luego de esa declaración, formulada en Monclova, Coahuila, se ha negado a hablar del tema.

Y si López Obrador ni confirmó ni desmintió la especie de un acuerdo político entre los dos presidenciables tabasqueños -acuerdo que no significa una alianza y menos la declinación de alguno de los dos pretendientes-, para todos fue evidente que tanto Leonel Cota, el dirigente formal del PRD -formal, porque en la realidad no dirige a nadie-, y Jesús Ortega, el también jefe formal de la campaña -formal, porque tampoco coordinada nada en la campaña-, fueron instruidos para negar todo acuerdo, para rechazarlo y para introducir un factor de confusión en el escándalo.

Y es confuso y contradictorio el asunto, porque según la versión de
AMLO, ahora resulta que se mandan solos los señores Cota, Ortega y
Camacho. Resulta que la dirigencia formal del PRD, el coordinador
formal de la campaña y el operador político más cercano al candidato
tienen las facultades, la libertad y hasta la capacidad de negociar
acuerdos políticos con uno de los más aborrecidos adversarios políticos
del candidato de la coalición Por el Bien de Todos. Y según eso,
resulta que López Obrador nada tiene que ver en esos acuerdos, que no
es consultado, que prácticamente ha sido marginado, y que hasta se da
la licencia de aparecer como un candidato ajeno a lo que ocurre en su
partido. ¿Resulta creíble que los señores Cota, Ortega y Camacho se
manden solos? ¿Que por la libre, sin el aval del candidato
presidencial, decidan un acuerdo con el PRI de Madrazo? Claro que no.
Para cualquiera que tenga un mínimo de congruencia, de sentido común,
que tenga dos dedos de frente, estamos ante un nuevo engaño de AMLO.


Y es que en el fondo esa declaración de que el acuerdo con el PRI "es
un asunto del partido, es decisión del partido y yo no me voy a meter",
es la mejor estampa del estilo lopezobradorista de hacer política. Es
decir, manda a uno de sus subordinados a hacer el "trabajo sucio",
ordena a otros de sus leales a desmentir de manera pública lo que teje
el primero, mientras que él, López Obrador, navega de a muertito.
Mañana dirá: "Fue el partido, yo no fui". Y si recurrimos a la memoria,
recordaremos que esa fue la misma estrategia de Bejarano. Lo mandó a
hacer el trabajo sucio con Ahumada, en donde Bejarano dijo que todo lo
que hacía lo sabía "Andrés", pero al final AMLO lo negó y dejó que
Bejarano se hundiera.


.

0 Comentarios “Viene la guerra”

Publicar un comentario

Ligas a los articulos

Crear un vínculo


Web Este Blog


XML

Powered by Blogger

make money online blogger templates



© 2006 EL SENDERO DEL PEJE.... Pejetonterias, pejemanias, pejevideos. | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online.